METODOLOGÍA

El siglo XXI nos demanda retos sin precendente. Nos pide nuevas respuestas a casi todo. Nos exige desaprender para aprender de nuevo. Ya no basta con saber. La información está a un clic, pero aun así las personas necesitamos nuevas respuestas donde la enseñanza y el aprendizaje no son meramente cuantitativos, sino cada vez más, conceptos y procesos cualitativos. Ya no es suficiente acumular conocimiento. Por eso para nosotros es importante ayudar a cada uno de nuestros alumnos de una manera integral. Cada uno es una persona única y nosotros tan solo queremos ser su guía para que aprendan a través del descubrimiento.

El alumno es nuestro elemento principal. Es el protagonista del proceso de enseñanza/aprendizaje, donde nosotros le facilitamos el camino de aprendizaje para que le sirva durante toda su vida. La educación debe seguir siendo innovadora. Aún está por llegar ese cambio que muchos docentes deseamos, pero mientras tanto, ponemos nuestro granito de arena con cada familia que decide confiar en nosotros. Este es nuestro modo de enseñar, aprendiendo también de ellos y siempre, desde una perspectiva socio-comunicativa, abiertos al mundo tan cambiante en el que vivimos actualmente y siendo comprensivos con las dificultades que vivimos los profesionales de la educación.

Nuestra misión nos lleva a asumir una innovación continua, a querer desarrollar todas las inteligencias y talentos de cada uno de nosotros, a enseñar a los alumnos en procesos de toma de decisiones, a tener un pensamiento crítico y dejar que sean sujetos pasivos ante el aprendizaje. La creatividad es innata en el ser humano y no se debe dejar desvanecer. Para nosotros el alumno es el verdadero protagonista, que junto a una comunicación familiar efectiva, una estrecha relación y una eficaz intervención pedagógica se convierten en nuestros pilares y crean una metodología integral abierta al futuro que está por llegar aplicando las nuevas tecnologías sin dejar a un lado la cercanía y humanidad que nos caracteriza al ser humano. Educar en competencias, desarrollar habilidades, aptitudes, actitudes y no tanto memorizar datos e ideas que luego se olvidan, es nuestro objetivo. Respetando siempre las características y los valores de cada familia.